Visita a Tetuán del GAJ

 El pasado fin de semana, el GAJ de Málaga fuimos invitados por el Grupo de Abogados Jóvenes de Tetuán (Marruecos) a participar en un Seminario Internacional sobre Terrorismo y Derechos Humanos, aprovechando dicho acto para entablar relaciones entre ambas agrupaciones en pro de un futuro convenio de colaboración.

En estos días de convivencia, si para algo pudimos aprovechar, fue para empaparnos de su manera de vivir la abogacía, nota clave para la futura colaboración entre agrupaciones. Debemos dividir el artículo pues en varias partes.

 

INICIO A LA ABOGACÍA

 

Los pasos en Marruecos para llegar a la Abogacía son arduos lo que provoca un menor número de colegiados, pues no es tan fácil como aquí llegar a conseguir ejercer en nuestra bella profesión.

Lo primero obviamente es conseguir el título universitario y una vez obtenido el mismo se deberá pasar un examen estatal organizado por el Ministerio de Justicia y elaborado por abogados. Hasta aquí todo nos puede en cierta medida llegar a resultar bastante parecido a nuestro sistema, pese a que la elaboración y control del examen de acceso nos resulte más adecuada en el caso de nuestros vecinos de Tetuán.

Lo siguiente ya si que supone el gran escollo para todos aquellos que pretenden ejercer, un obstáculo que a muchos les obliga a trabajar para poder ahorrar durante años y a otros simplemente ni siquiera plantearse la profesión, la primera cuota de colegiación asciende entre nueve y diez mil euros, siendo que en los siguientes meses deberán pagar cien euros al mes, es decir, un gran desembolso al que no todos pueden acceder.

Tras estos diez mil euros no creáis que ya se puede acceder libremente a la profesión, lo siguiente son tres años de prácticas no remuneradas en un despacho para poder llegar a ser abogado pleno, podríamos definirlo así.

Pero si algo nos llamo ponderosamente la atención es que el límite de colegiación es hasta los 40 años, más allá de esa edad no se puede acceder al ejercicio, por lo tanto aquellos que se den cuenta de que su profesión vocacional es la abogacía a los 38 años lamentablemente deberán desechar ese sueño pues no se les permite colegiarse por primera vez. Tenemos algunas excepciones eso sí, los que hayan trabajado como jueces o catedráticos de la universidad por ejemplo.

 

ACTIVIDADES GRUPO ABOGADOS JÓVENES

 

El Grupo de abogados jóvenes de Tetuán son una asociación altamente activa y con una gran importancia dentro del Colegio de Abogados de su ciudad.

Como actividad principal y que más nos ha llamado la atención, esta agrupación organiza todos los viernes simulaciones de procedimientos para los letrados en prácticas (es decir, los de menos de tres años de colegiación). Todos los lunes el grupo envía un caso a los ejercientes en prácticas que deberán trabajar durante la semana para el viernes reunirse todos en el Colegio de Abogados y debatirlo conjuntamente. Una vez trabajado el tema por todos, estos deberán realizar un informe que será corregido tanto por el Decano como por los miembros de la agrupación. Esta actividad tiene vital importancia pues no solo les prepara de una manera concienzuda durante tres años sino que además les invita a conocerse semana tras semana a todos los compañeros, creando unos lazos importantes entre ellos. Debemos decir como apreciación del grupo que allí fuimos que “el buen rollo” entre los colegiados era algo patente.

Además como agrupación organizan ellos todas las juras de nuevos letrados y seminarios con todo tipo de organizaciones tanto nacionales como internacionales con total independencia del colegio.

Para terminar señalar que la agrupación también se encarga de organizar actividades solidarias como pueden ser excursiones a zonas más desfavorecidas para donar ropa.

 

CURIOSIDADES

 

Como curiosidades tanto del ejercicio como del propio colegio podríamos decir cientas pero nos limitaremos a las siguientes:

  • No se pueden publicitar como letrados, incluso la propia placa de la puerta no puede exceder de unas medidas. Además en temas de competencia vuelve a resurgir el compañerismo, pues nos comentaban que cuando un letrado va a poner un despacho nuevo consensúa el lugar con los colegas de la zona para evitar aglomeraciones.

  • Los letrados tienen unas tarjetas con su número de colegiado y colegio al que pertenecen en los coches, como los jueces y fiscales, para poder aparcar en las inmediaciones de los juzgados sin que se lleve el coche la grúa en caso de que deban dejarlo mal aparcado.

  • Son unos trescientos abogados colegiados, de ellos el porcentaje más o menos es de 250 hombres y 50 mujeres. La primera mujer letrada se colegió en el año 82.

  • El Turno de Oficio ha sido una carga de honor de la abogacía hasta el año pasado, a partir del 2015 comenzaría a ser remunerado, pero aún ni siquiera saben cuanto van a cobrar. Eso sí, comentándolo con ellos, la mayoría decían que preferían que fuera una carga de honor y que no se debería cobrar por ello.

 

Esperamos que este artículo os haya dado una visión lo más real de lo que implica ser abogado en Marruecos y si queremos resaltar algo son dos cosas: La gran importancia de la agrupación de abogados jóvenes en el Colegio y el gran ambiente de compañerismo que reina.

 

GAJ

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *