Los abogados Jóvenes respecto al Protocolo del Colegio

En un grupo tan heterogéneo, como es el colectivo de abogados jóvenes de Málaga, hablar de un sentir o sentimiento común es una tarea harto difícil. Pese a ello intentaré resumir las sensaciones de aquellos con los que he podido hablar o han colaborado con la agrupación dándonos su opinión.

Ante todo debemos, a nuestro entender, dividir el protocolo en dos partes: una la concerniente a la actuación en los Juzgados y, una segunda, relativa a nuestra participación en los centros de detención.

La primera parte es la más controvertida y tal vez la que genere más disparidad de reacciones. Muchos agradecen sentir que se les respalda y entienden cuando hay retrasos, o estos se eternizan. Cuando acudimos a un señalamiento, a no ser que sea a primera hora, debemos ir mentalizados en perder la mañana entera, cosa muy triste. En esos momentos el que exista un protocolo para indicarnos como actuar se agradece desde la inexperiencia de muchos. Por otro lado, en muchas ocasiones preferimos celebrar aunque sea dos horas tardes por el bien de nuestro defendido, ahí es donde debemos valorar según el interés del cliente.

Lo que está claro y todos entendemos es que esta situación está promovida por los bastos recortes en Justicia que están suponiendo el mal funcionamiento de la administración, una total falta de medios que en vez de tener atisbos de mejoras nos muestra un futuro bastante oscuro.

La segunda parte de este protocolo, la de nuestra actuación letrada en comisaria, es en la que hay mas unanimidad, debemos llevarlo a cabo porque todas las actuaciones que defiende indiscutiblemente benefician a nuestros defendidos. Si en alguna ocasión no se cumple suele ser por miedo a las reprimendas o por desconocimiento. Pero creemos que hay bastante concienciación en este aspecto. Lo que si es cierto, es que debería promoverse más y llegar a más compañeros, máxime a los del turno, ya que hay algunos que aún desconocen estas actuaciones.

Cuando vayas a comisaria recuerda las Directivas Europeas y exige el atestado y una entrevista previa con tu cliente, no te conviertas en un convidado de piedra en las asistencias, y haz constar en las declaraciones todas las irregularidades observadas.

 

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *